Capítulos

Producción

La fabricación de zapatillas diferentes

Desde la creación de VEJA, sus zapatillas siempre se han fabricado en el mismo lugar: el estado de Rio Grande do Sul en el sur de Brasil. Con el tiempo, se ha desarrollado una verdadera asociación entre la marca y la planta de montaje.

00:00

En el corazón del proyecto

En las industrias textil y de la moda, la fábrica suele ser el lugar donde se concentran todas las disfunciones económicas mundiales: condiciones de trabajo inseguras, incluso insalubres, salarios muy erosionados y poca preocupación por el medio ambiente.

Después de encontrar nuestros proveedores de algodón y caucho, VEJA buscaba un lugar de fabricación, Brasil era la opción más evidente. El país combina industrias sólidas con un alto valor añadido social.

Los trabajadores están bien remunerados y viven en condiciones normales. Nada que ver con los países del sudeste asiático que fabrican el 95% de las zapatillas del mundo.

Porto Alegre © Foto Felipe Valduga

VEJA fabrica sus zapatillas a pocas horas de Porto Alegre, en fábricas y talleres donde se cumplen las normas de la ILO. Para garantizar un trabajo que cumpla con los requisitos de VEJA, es necesario cumplir con criterios adicionales, tales como:

  • Proximidad y calidad en la vivienda
  • La libertad de formar grupos para defender sus derechos
  • Nivel de vida e igualdad en el poder adquisitivo
  • Beneficios para los empleados y libertad de expresión

Production line employee

Porto Alegre, 2021

© Studio VEJA

Y con respecto a la fábrica de zapatillas de deporte con la que hemos estado trabajando desde 2005, el 40% de los empleados viven cerca de la fábrica, mientras que el 60% vive en pueblos y ciudades vecinas, a no más de 47 km de distancia. La fábrica también cuenta con un servicio de autobuses comunitarios.

Todos tienen una vivienda adecuada (electricidad, agua...) que no es propiedad de la fábrica. El 80% de ellos están sindicalizados.

Los empleados de la fábrica tienen 4 semanas de vacaciones pagadas por año, trabajan 40 horas por semana, los horarios están regulados (7h30 - 16h30), y los sábados y domingos son días libres.

Las horas extras son pagadas y, en promedio, un trabajador no trabajará más de 2 horas extras en un mismo día, por lo general durante la temporada alta. Además, reciben un bonus al final del año.

Cada empleado aporta entre el 7 y el 11% de su salario al INSS (plan de jubilación del gobierno). En caso de que el empleado sea despedido o renuncie, el importe de la contribución pertenece al empleado.

El salario medio de los trabajadores de primera línea en las fábricas es de 1.400 a 1.600 reales, superior al salario mínimo vital del país.

Un trabajador de fábrica en China puede trabajar más de dieciséis horas, a veces seis días a la semana. El salario por todas estas horas extras es a veces tan bajo como 55 céntimos por hora. El salario medio es de 7.690 CNY al mes.

Para entender mejor el salario mínimo vital del país, consulta la siguiente página web:

Wage indicator: R$ 1.050 a R$ 1.430 por persona.

Trading economics: R$ 1.390 en Brasil.

La Fundación WageIndicator se creó en 2001 para contribuir a un mercado laboral más transparente para trabajadores y empresarios. Ayuda a los trabajadores individuales a acceder de forma justa a la información del mercado laboral y ayuda a los empresarios a cumplir la legislación laboral nacional.

Trading Economics proporciona a sus usuarios información precisa para 196 países, incluyendo datos históricos y previsiones basadas en fuentes oficiales.

Porto Alegre, 2021

© Studio VEJA

Vulcanized soles

© Studio VEJA

Siempre esforzándose por hacerlo mejor

VEJA impulsa a los proveedores hacia una mayor transparencia. VEJA requiere que la planta de fabricación realice auditorías sociales periódicas y pruebas químicas.

Cada año, realizamos una auditoría social para asegurarnos de que nuestras fábricas respetan nuestros valores y cumplen con nuestros criterios, y para identificar las áreas en las que aún podemos mejorar

Caja de cartón adaptada al tamaño de la zapatilla

Log'ins, 2020

© Studio VEJA

Tras esta auditoría, se presenta un plan de acción correctiva para rectificar los pocos puntos que aún deben mejorarse.

Cada uno de nuestros contratistas firma las pautas de calidad de VEJA, que se comprometen a seguir.

Desde 2005, producimos cajas de cartón con cartón kraft natural.

Limitamos el uso de tintas e impresiones para reducir su impacto y garantizar su reciclabilidad.

Las cajas de zapatos de VEJA están compuestas por una media del 60% de cartón reciclado. El resto procede de materiales vírgenes con certificación FSC.

Los tamaños de las cajas de zapatos están optimizados para reducir el consumo de material.

VEJA tiene 12 tamaños diferentes de cajas para evitar el consumo excesivo de recursos.

El embalaje que utilizamos para enviar las zapatillas a nuestros clientes de la tienda electrónica está hecho en un 80% de plástico reciclado.

Estamos buscando más opciones sostenibles para utilizar un embalaje 100% libre de plástico.

VEJA lleva trabajando con la misma fábrica desde 2013.

Debido al crecimiento natural de la empresa y al lanzamiento de la línea de running, fue necesario iniciar una colaboración con fábricas adicionales.

En 2020, alrededor del 60% de nuestro volumen total fue producido por la fábrica con la que hemos estado trabajando desde 2013.

Casi el 30% de la producción fue suministrada por otra fábrica con la que empezamos a colaborar en 2018.

Para nuestra línea de running, empezamos a trabajar con otras dos nuevas fábricas en 2019 y 2020.

Todas las fábricas de VEJA se encuentran en Brasil, un país que tiene una estricta legislación laboral para los trabajadores.

Fábrica running

Brasil, 2018

© Studio VEJA